Gazpacho

Receta de gazpacho de sandía y tomate

En Caña Nature puedes disfrutar de gazpacho fresco, una de las sopas frías preferidas en verano que, además, te ofrecemos en una receta elaborada con alimentos de nuestros cultivos de la Costa Tropical de Granada. Sin aditivos, ni conservantes. Totalmente natural para disfrutar siempre que quieras.

Durante los meses más calurosos del año, apetecen alternativas culinarias frescas, que nos hidraten y al mismo tiempo que tengan un sabor que cumpla nuestras expectativas.

Por su cuenta, el gazpacho fresco tiene motivos de sobra para ser la estrella protagonista en cualquier comida, pero hemos querido invitar a un par de alimentos especiales, con el que la fusión de sabores te encantará, sobre todo durante la época de verano. Te ofrecemos la receta de gazpacho de sandía y tomate.

Una combinación de ingredientes que no pasa desapercibida y que puede convertirse en tu nuevo plato de gazpacho preferido. Además, muy fácil de hacer y que, como es habitual con las recetas de gazpacho, también podemos variar según nuestras preferencias con otros ingredientes extra.

sombrero-chef

DIFICULTAD

Baja

watch

TIEMPO

10 min

people

PERSONAS

4 o más personas

game-war

KCAL

224

gazpacho de sandia y tomate

CÓMO SE HACE

  • 800 g de sandía
  • 600 g de tomate (recomendable maduro)
  • 1/2 cebolla
  • 40 g de pimientos verdes
  • 1 diente de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Vinagre de Jerez
  • Sal

Paso 1

El primer paso de esta receta de gazpacho de sandía y tomate se va a centrar en el ingrediente especial invitado de la sandía. Vamos a pelarla completamente y a retirarle las pepitas.

Una de las ventajas de utilizar sandía como ingrediente para el gazpacho es que no tenemos que cortarla en trocitos pequeños. Se tritura tan fácilmente, que podemos cortarla en trozos grandes para hacer más rápido este paso.

 

Paso 2

Una vez hemos preparado la sandía y la hemos retirado en un recipiente aparte, hacemos lo mismo con el tomate. En este caso, vamos a trocearlo todo lo posible y, según consideres, puedes quitarle toda la piel o confiar en la potencia de tu batidora.

Paso 3

Los pimientos también requieren que les dediquemos un poquito de tiempo. En este caso hay que quitar el tallo, las pepitas del interior y trocearlos todo lo posible, dado que es el alimento que más dureza presenta respecto a todos los demás.

Troceamos finalmente la cebolla y el diente de ajo.

Paso 4

¡Comenzamos a batir! Añadimos a la batidora el tomate y el pimiento verde. Mientras trituramos, añadimos la cebolla y el diente de ajo, así como sal, aceite y vinagre. Seguimos triturando hasta que consigamos la textura adecuada.

La experiencia te ayudará a mejorar tu receta de gazpacho de sandía y tomate al perfeccionar este paso. Ir añadiendo sal, aceite y vinagre hasta conseguir la textura adecuada es lo más importante para obtener el plato ideal de gazpacho.

Paso 5

Cuando termines de triturar estos ingredientes, ya tienes un gazpacho clásico listo para disfrutar, pero aún quedan pasos para seguir con esta receta.

Uno de ellos depende de las preferencias de cada uno. Consiste en pasar el gazpacho por un colador para retirar todos los grumos. Es la opción ideal si quieres un gazpacho líquido perfecto. Ten en cuenta que aún falta añadir la sandía.

Paso 6

En el recipiente donde dejemos el gazpacho que hemos preparado podemos añadir directamente los trozos de sandía. Ahora toca triturar de nuevo con la batidora.

Podrás comprobar lo fácil que se tritura la sandía y que en unos instantes tendrás de nuevo todo mezclado en un gazpacho más original que el tradicional gracias al sabor único de la sandía.

Paso 7

Deja reposar tu receta de gazpacho de sandía y tomate en el frigorífico al menos 1 hora, para poder servirla fresca.

En la presentación queda a tu decisión qué acompañar con el gazpacho. La versión clásica consiste en añadir picatostes, aunque también hay quien opta por trocitos de pepino y cebolla.

Otra alternativa de ingredientes consiste en sustituir el pimiento por frutas más dulces para quien el sabor final de la sandía resulte demasiado intenso.