alimentos que contienen vitamina k

¿Qué alimentos son ricos en vitamina K?

En Caña Nature tienes disponibles 3 tipos de guacamole fresco (original, bajo en calorías y rico en vitamina A), pero en todos ellos hay un ingrediente que tiene especial protagonismo, el aguacate.

Esta fruta aporta muchísimas ventajas para nuestro cuerpo, entre otros motivos por la presencia de diversas vitaminas como la C, la B5 y B6, la E y también la vitamina K.

Quizás esta vitamina K sea la menos conocida de todas, pero sus beneficios para nuestra salud la hacen realmente importante.

¿Para qué sirve la vitamina K?

La vitamina K es un nutriente que necesita nuestro cuerpo para mantener un estado de salud óptimo.

Entre otras funciones se responsabiliza de la coagulación de la sangre y de la salud de nuestros huesos.

Conforme nos hacemos mayores, la necesidad de vitamina K aumenta, por lo que obtenerla en las cantidades apropiadas es algo importantísimo. Pero también en recién nacidos, que poseen muy poca proporción de esta vitamina, resulta un nutriente que debemos garantizarles.

No contar con suficiente vitamina K en nuestro organismo podría alterar la coagulación de la sangre.

Este factor influye en muchos aspectos de nuestra salud, sobre todo aquellos relacionados con la tensión arterial. Un déficit de vitamina K aumenta el riesgo de sufrir hipertensión. Si unimos factores adicionales como sobrepeso o demasiado estrés, los problemas cardiovasculares tienen mayores probabilidades de aparecer, incluso en edades tempranas.

La vitamina K también ayuda en la salud de nuestra vista, dado que un consumo apropiado de este nutriente reduce la probabilidad de sufrir cataratas.

Con respecto a los huesos, la vitamina K ayuda en su crecimiento y fortalecimiento. Por eso no contar con ella en las cantidades adecuadas puede también aumentar el riesgo de sufrir problemas como la osteoporosis.

Otros alimentos ricos en vitamina K

Como hemos indicado, el aguacate destaca por la presencia de vitamina K en su composición, por lo que tomarlo directamente o como ingrediente presente en nuestros guacamoles, puede ayudar a contar con la cantidad que necesitamos.

Pero hay muchos más alimentos que tienen vitamina K y que podrías añadirlos a tu dieta. Estos son algunos de los más conocidos:

  • Aceite de colza
  • Aceite de oliva
  • Brócoli
  • Carne
  • Cebollino
  • Cereales integrales
  • Ciruelas pasas
  • Col lombarda
  • Col rizada
  • Coles de Bruselas
  • Coliflor
  • Curry
  • Endibia
  • Espárragos
  • Espinacas
  • Hierbas aromáticas
  • Higos
  • Huevos
  • Kiwi
  • Lechuga romana
  • Margarina
  • Nabo verde
  • Pasas
  • Perejil
  • Pescado
  • Pimentón
  • Piñones
  • Remolacha
  • Repollo

Como puede comprobarse, muchas verduras y frutas cuentan con una alta concentración de vitamina K. Por eso, las dietas saludables, en las que la presencia de estos alimentos es notable, no suelen tener problemas de deficiencia con respecto a esta y otras vitaminas.

Con respecto a la carne y el pescado, el jamón, el pollo, la ternera, el cerdo, moluscos, crustáceos y atún en aceite son los que más cantidad de vitamina K contienen, aunque sus niveles son inferiores al resto de alimentos que se han enumerado.