minerales en alimentos

La importancia de tomar alimentos ricos en minerales

En Caña Nature tienes productos frescos con ingredientes naturales tan beneficiosos como el aguacate. Precisamente esta fruta es considerada uno de los alimentos más ricos en minerales, pues cuenta con 3 de los 8 esenciales.

El aguacate, que encontrarás como ingrediente principal de cualquiera de nuestros guacamoles y también en nuestra pulpa de aguacate, es rico en cobre, potasio y magnesio, además de tener grasas saludables para nuestro corazón y ese sabor incomparable.

 

¿Qué son los minerales en los alimentos?

Los minerales son nutrientes que necesita el organismo para diferentes procesos, pero que no puede sintetizar de forma independiente.

Por tanto, para obtener las cantidades de minerales óptimas necesitamos aprovechar alimentos que los contengan.

 

¿Qué tipos de minerales en alimentos existen?

En cuanto a minerales en alimentos, encontramos 2 categorías distintas, diferenciadas entre sí por la cantidad diaria que el organismo necesita de ellos para un funcionamiento adecuado.

Por un lado tenemos los macroelementos o minerales principales que, aunque sea en cantidades pequeñas, lo cierto es que son muy necesarios para diversos procesos del cuerpo humano. En esta categoría encontramos calcio, fósforo, magnesio, sodio o potasio, entre otros.

Por otro lado están los microelementos o también llamados oligoelementos. Como sucede con los macroelementos, también son muy necesarios para el organismo aunque proporcionalmente en cantidades inferiores. Encontramos en esta tipología hierro, zinc, flúor, yodo, selenio, manganeso, cobre, cromo, etc.

 

¿Qué alimentos son ricos en minerales?

Una dieta variada nos puede ofrecer todos los minerales que necesitamos en nuestro consumo diario, pero para ello tenemos que saber qué alimentos cuentan con el mayor aporte posible de minerales.

Frutos secos

Los frutos secos pueden llegar a aportarnos 7 de 8 minerales esenciales, tales como calcio, cobre, fósforo, hierro, magnesio, selenio y zinc.

El problema con los frutos secos es que también aportan muchas calorías, por lo que es importante no abusar de ellos.

Los frutos secos también pueden ser muy variados. Las almendras, las nueces y los anacardos son los que mayor concentración de minerales aportan.

Legumbres

Las legumbres pueden añadir importantes minerales a nuestra dieta, sobre todo si escogemos algunas como judías, lentejas, garbanzos o soja.

Además de minerales como hierro, fósforo, magnesio, zinc, potasio o cobre, las legumbres también son ricas en fibra y ofrecen una buena proteína vegetal.

Verduras

A la hora de escoger verduras elige las de hoja verde, si buscas que tengan la mayor cantidad posible de minerales. Las espinacas, la col rizada o las acelgas, están entre las más recomendables.

Pescado y marisco

El salmón, el atún y la caballa son conocidos por contener la mayor cantidad de minerales tan importantes como calcio, potasio, magnesio, selenio o fósforo.

Además, si escoges pescado en lata que mantenga sus espinas, también encontrarás una fuente rica en calcio.

Como complemento al pescado, el marisco también cuenta con alimentos muy ricos en minerales, destacando los mejillones, las almejas, las vieiras y las ostras.

Semillas

Las semillas de girasol, de lino y de calabaza son las que mayor concentración de minerales ofrecen.

Como sucede con los frutos secos, es importante moderar nuestro consumo porque son también ricas en calorías.

Carne

Si buscas carne con más minerales, elige cordero y ternera, aunque en el cerdo también encontrarás algún aporte interesante.

El hierro, el fósforo, el selenio y el zinc son los minerales más presentes entre las carnes, pero recuerda moderar su consumo y elegir los cortes más adecuados, para consumir menos calorías y reducir el colesterol.

Lácteos

Los lácteos y derivados también contienen muchos minerales. La leche, el queso o incluso el yogur pueden ser fuente sobre todo de calcio, pero también de potasio, magnesio y fósforo.

Cereales

En una dieta rica en fibra los cereales siempre están presentes, pero también pueden ser útiles para conseguir un aporte óptimo de minerales.

La avena, la quinoa o el trigo sarraceno son de los cereales con mayor contenido en minerales como hierro, zinc, selenio y fósforo.

Hongos/setas

Los hongos ofrecen una doble ventaja a tu dieta. Tienen pocas calorías y muchos minerales como cobre, potasio, zinc o selenio.

Elige opciones como setas shiitake o champiñones portobello, para aprovechar su alto contenido en minerales.

POSTS RELACIONADOS

Alimentos permitidos en una dieta baja en colesterol

Cuando el colesterol se convierte en un enemigo a tener en cuenta por nuestro organismo, lo primero que debemos cuidar es nuestra alimentación. Escogiendo los...

Leer más

Alimentos ricos en fibra

En Caña Nature nuestros productos están elaborados con alimentos frescos, en base a recetas con ingredientes cien por cien naturales. Estos ingredientes en muchos casos,...

Leer más

Propiedades para la salud que proporciona el tomate

En Caña Nature te ofrecemos tomate rallado, cultivado en España, concretamente en los cultivos que tenemos en la Costa Tropical de Granada, justo a los...

Leer más
Proyecto Cofinanciado por la Unión Europea.
Programa Operativo Plurirregional de España 2014-2020
Objetivo: Conseguir un tejido empresarial más competitivo.
Beneficiario: Caña Nature S.L.U.
Proyecto: GR/568/P08 Construcción y puesta en funcionamiento
de una planta para la elaboración de jugos y salsas en Escúzar.